miércoles, 26 de diciembre de 2007

Cabo Trelles

Hace muchos años, en un aula del Concepción Arenal de Ferrol en las clases de Geografía e Historia, era bastante probable oir la siguiente frase:
- 'Cabo Trelles, non te estrelles...'
Quien repetía esas palabras era un pausado, calmado y casi imperturbable profesor que se dirigía al inquieto y desmotivado alumno que respondía por los apellidos Cabo Trelles.
Últimamente coincido con Cabo Trelles bastante a menudo en una cervecería.
Es más, el pasado domingo volví a verlo; pero, en esta ocasión, usaba unas muletas. Incluso en un momento que pasé a su lado, pude oir como le comentaba a un amigo:
-'No sé ni como lo cuento... 9 vueltas de campana... ¡¡y estoy aquí!!'
Así que a mi macabra inconsciencia sólo se le ocurrió pensar que, después de tantos años, Cabo Trelles se había estrellado... aunque estaba allí para relatarlo, así que, a fin de cuentas, se había salido con la suya... o no... o qué sé yo...

viernes, 14 de diciembre de 2007

Normalización lingüística

Normalmente todo lo que suene a 'normalización lingüística' me produce repulsa. No me cuadra que alguien en un despacho decida, sabe dios a cuento de qué, qué es lo que hay que decir y lo que no.
Opino que alguien que toda la vida ha dicho 'gracias' seguirá diciendo 'gracias' y no 'grazas'; o que dirá 'pantalois' y no 'pantalóns' etc. etc. Las cosas son lo que son y no lo que uno quiere o pretenda decidir.
Sin embargo, viendo en la televisión el programa 'Cifras y Letras' resulta que en Gallego normativo los gallegos no 'disfrutamos', sino que 'gozamos'. Por primera vez me reconfortó esa norma dictada por la tan manida normalización lingüística... o no... o qué sé yo...

viernes, 7 de diciembre de 2007

Medio centro defensivo

A día de hoy las grandes portadas de deportes en periódicos e informativos se las llevan los delanteros de fútbol. Siempre delanteros. Que si meten tantos goles, que si salen de fiesta, que si tienen una mala racha, etc. etc. Rara vez se comenta algo de un portero o un defensa. Pero a quien nunca se menciona es al medio centro defensivo.
Esa posición en el fútbol actual es tan vital como oscura. Debe recuperar los balones largos enviados por el contrario, ayudar en defensa cuando el rival aprieta, no puede perder ningún balón, tiene que hacer las llamadas 'faltas tácticas' cuando el rival contraataca, debe dar salida a los centrales, tiene que iniciar el ataque (ya sea con un pase en largo como abriendo el juego a una u otra banda), si no ve un pase fácil debe retrasar el balón a la defensa, si los interiores, extremos o delanteros no ven hueco tiene que aparecer para dar una vía de escape a sus compañeros y que éstos no pierdan la posesión del balón y, por si fuera poco, parece que no tiene derecho a quejarse a pesar de que es quien más kilómetros recorre a lo largo de un partido.
Sin embargo, de todas las posiciones en las que uno puede jugar en el fútbol, la de medio centro defensivo es la que más me gusta. A pesar de todas las responsabilidades, de todos los esfuerzos que conlleva y del poco reconocimiento que tiene. Quizá sea precisamente por eso. Porque esas características son las que me gustaría que más se amoldasen a mi carácter. Hay que ayudar atrás, iniciar el ataque desde la distancia, organizar al equipo,... En definitiva, ser un estratega y ejecutor a un tiempo. Eso sí, se hace todo eso porque es lo que hay que hacer en ese puesto, y los elogios se agradecen pero se aceptan como inmerecidamente, como si no fuese para tanto, como que cualquiera en ese lugar haría lo mismo.
De hecho, de las declaraciones de los grandes medio centro defensivos de la historia del fútbol están en esa línea. Como si no fuese para tanto. Como si ellos no tuvieran ningún mérito. Como si cualquier persona hiciese lo mismo en su lugar. Beckenbauer, Guardiola, Mazinho, Redondo, Mauro Silva..... quien fuera en la vida real como cualquiera de ellos dentro del campo de fútbol... o no... o qué sé yo...